Beneficios y cuidados al tener bebés, niños y mascotas

Mar 03, 22

Beneficios y cuidados al tener bebés, niños y mascotas

Al hablar de niños y mascotas viviendo en casa, todo en nuestra vida cambia. Al llegar un bebé recién nacido a nuestro mundo, debes ser consciente de que, durante los primeros meses de vida, nuestro bebé va a necesitar la mayor cantidad y calidad de atención posible.

Las mascotas son parte de nuestra familia. Cuando un bebé llega a nuestra vida seguro te preguntarás cómo se adaptará tu perro o gato y cómo será la relación entre ellos. Debes tener en cuenta que la relación entre bebés, niños y mascotas puede ser muy beneficiosa para ambos.

 

Limpieza en el hogar: bebés recién nacidos y perros u otras mascotas

Si nos referimos a bebés recién nacidos y perros, podemos destacar que el convivir con mascotas requiere un mayor cuidado de la higiene del hogar de tu parte. Al llegar un recién nacido a nuestro mundo debemos poner mucha mayor atención a este aspecto.

Se debe ver reflejado en ambientes más limpios y lo mayor esterilizados posibles. Esto también lo debes aplicar en los diferentes juguetes y artículos que usa tu bebé. Si este se los lleva a la boca o luego de tocar los objetos se lleva las manos a su boca puede exponerse a enfermedades. Por todo esto es imprescindible mantener la higiene para sobrellevar una vida saludable en casa.

Para lograrlo podemos destacar el uso de esterilizadores. Este artefacto forma parte de un grupo de productos de última tecnología de la marca Balia. Al utilizarlo sentirás mayor seguridad y tranquilidad, facilitando tu vida cotidiana. El esterilizador UV, que incluye secador, nos sirve para esterilizar cualquier objeto. Principalmente aquellos con los que está en contacto tu bebé. Garantizando de esta manera, una higiene adecuada para una vida saludable.

 

 

Beneficios entre niños y mascotas

Bebés niños y mascotas - Balia

El crecimiento de tus niños cerca de una mascota puede favorecer en los primeros el desarrollo de la compasión y empatía. Contribuye a fomentar en ellos la alegría, atenuando el estrés y los miedos típicos de la infancia.

Teniendo en cuenta los cuidados necesarios podrás aprovechar al máximo el compartir una vida saludable con tus niños y mascotas. Hasta el momento debes saber que crecer con mascotas es una experiencia muy gratificante, ya que aportará a tu familia y especialmente a tu niño grandes beneficios.

Desde el momento de su nacimiento, el bebé podrá tener un compañero con el que conocerá la lealtad y el amor incondicional. Asimismo, podrá entender el valor que tienen los animales. Esto último puede contribuir en la reducción de maltratos animales que a la fecha siguen persistiendo en el mundo. Si tu bebé desde pequeño/a entiende que a los animales se les valora y se les respeta, irá fomentando una vida más amigable con los animales y el medio ambiente.

Otro punto favorable, es que desde pequeño/a, tu hijo/a irá adquiriendo un sentido de responsabilidad frente a su mascota. Es importante que esta responsabilidad se le vaya otorgando gradualmente. De esta manera, el niño/a podrá ir entendiendo que está dentro de su alcance y en qué momento es necesario pedir ayuda.

Son muchos más los beneficios de tener una mascota en casa a la hora de la llegada de un bebé a sus vidas. Sin embargo, no podemos solo mencionar sus beneficios. También es vital saber los cuidados esenciales para convivir de buena manera con nuestros animales.

 

Cuidados entre bebés, niños y mascotas

nino y perro

Es importante que durante los primeros meses tu bebé no se quede solo con tu mascota. Esto es de suma relevancia y debes tenerlo en cuenta en la relación entre bebés recién nacidos y perros. Tu mascota puede hacerle daño al bebé al querer jugar con él o llamar su atención. O también viceversa. Tu bebé puede infringir algún tipo de daño al animalito. Al ser tan pequeños, no conocen que ciertas acciones pueden provocar dolor a los animales.

Es necesario que lleves a tu mascota a realizar los controles veterinarios para descartar cualquier riesgo tanto para él como para tu bebé. También es primordial que tu perro o gato esté limpio y con todas sus vacunas al día; este aspecto es crucial al momento de la llegada del bebé a tu hogar.

Por lo menos hasta el comienzo del segundo mes de vida de tu bebé, debes intentar evitar el contacto directo entre él y tus animales. A medida que el bebé continúe su desarrollo podrá aumentar las interacciones directas.

Por último, es trascendental que ustedes como dueños continúen prestando atención a la mascota durante los primeros días de vida del bebé. El principal motivo es minimizar los posibles celos que pueden generarse con tu mascota y así evitar un comportamiento agresivo hacia tu bebé.